jueves, 21 de febrero de 2013

Descubren el planeta más pequeño jamás descubierto


Kepler-37b forma parte, a su vez, de un sistema planetario también de reciente descubrimiento, el sistema Kepler-37, alrededor de una estrella "similar" a nuestro Sol y que se encuentra en la constelación Lyra, a unos 210 años-luz de la Tierra.
Según un comunicado en la página web de la NASA, el pequeño planeta y los otros dos que forman parte de su sistema se encuentran en la denominada "zona habitable" del cosmos, es decir, aquella parte en la que se considera que podría existir agua líquida.
Aun así, los astrónomos creen que Kepler-37b no dispone de una atmósfera y que, por tanto, no puede albergar vida "como nosotros la conocemos".
La NASA recuerda que los primeros planetas descubiertos que orbitan fuera del Sistema Solar (exoplanetas) eran "gigantes" y que, a medida que ha avanzado la tecnología, planetas cada vez más pequeños han sido hallados, hasta el descubrimiento de Kepler-37b que, según la agencia, demuestra que "los exoplanetas del tamaño de la Tierra son comunes".
"El hecho de que hayamos descubierto el pequeño Kepler-37b sugiere que los planetas pequeños son comunes y deja entrever que mayores maravillas planetarias nos aguardan a medida que recopilemos y analicemos más datos", aseguró el científico de la NASA Jack Lissauer.
El equipo de investigación de la NASA responsable del hallazgo usó datos compilados por el telescopio espacial Kepler, que mide de forma continua y simultánea el brillo de más de 150 mil estrellas cada media hora.

Fuente