viernes, 1 de junio de 2012

Cápsula del tiempo: árboles de 300 millones de años

Un bosque petrificado de 1.000 metros cuadrados y congelado en el tiempo, tal cual estaba hace 300 millones de años cuando una lluvia de ceniza volcánica lo dejó enterrado y congelado en el tiempo.

Los científicos lo han encontrado bajo una mina de carbón en la región china de Mongolia interior, cerca de la ciudad de Wuda y publican el hallazgo en Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio, presentado por el paleobotánico de la Universidad de Pensilvania Hermann Pfefferkorn y varios investigadores chinos, permitirá estudiar la flora la flora del período Pérmico con una precisión jamás soñada por los botánicos, hasta el punto de que han lo bautizado como la "Pompeya del Pérmico".

"Está maravillosamente conservado", asegura Pfefferkorn. "Podemos llegar allí y encontrar una rama con sus correspondientes hojas, y después encontramos otra rama, y otra, y otra. Y entonces encontramos el tronco del mismo árbol. Eso es realmente emocionante".

El lugar contiene seis grupos de árboles de distintas especies y algunos ejemplares de hasta 25 metros de altura. Los más pequeños conservan incluso las hojas, las ramas y el cono intacto, están casi completos.

En la época en que la ceniza volcánica sepultó este bosque, las placas continentales aún se estaban moviendo entre sí formando el supercontinente Pangea. La tierra se acumulaba en torno al ecuador y el clima era tropical. El estudio de estos fósiles permitirá investigar también sobre el clima de la época y aprender más sobre los patrones de cambio climático actuales.

"Es como Pompeya", asegura el paleobotánico, "Pompeya nos permite echar un vistazo en la cultura romana... El hallazgo es similar. Es una cápsula del tiempo y nos permite interpretar mucho mejor lo que pasó antes y después de ese período".
Fuente