domingo, 3 de agosto de 2008

La casa Wi-Fi


Se suele identificar Wi-Fi con el acceso inalámbrico a Internet, pero, en rigor, Wi-Fi es un método para conectar dispositivos entre sí sin usar cables, más allá de que accedan o no a la Red. Y cada vez son más los que aprovechan las redes hogareñas para brindar nuevos servicios.

Por ejemplo, los teléfonos móviles con Wi-Fi (como el Apple iPhone, el Nokia N95 y el HTC Touch Diamond, entre otros), muy cómodos para hacer llamadas de voz sobre IP con servicios como Skype o Gizmo sin tener que estar sentados frente a la PC, además de permitir que uno vea el e-mail, chatee y demás. Más grandes, pero con más funciones, están las PC ultramóviles como la Asus Eee PC (US$ 550), con una pantalla de 7", o los equipos que ofrecen pantallas sensibles al tacto y permiten tener una PC completa en un tamaño mínimo, como el dispositivo Oqo; también, computadoras de formato intermedio, las denominadas tabletas de Internet. Tienen un hardware más limitado, pero para navegar, chatear y revisar el e-mail les sobra capacidad. Por ejemplo, la Nokia N810, con una pantalla sensible al tacto de 4,1" (US$ 350 en Estados Unidos), o el iPod Touch, con pantalla de 3,5" ($ 2100 la versión de 8 GB).

Son varios los reproductores multimedia portátiles capaces de acceder a la Red en forma inalámbrica, como los Zune de Microsoft (US$ 250 por el modelo de 80 GB, en Estados Unidos), o el Creative Zen X-Fi (US$ 300 por el modelo de 32 GB en Estados Unidos), que además de descargar música y podcast de la Red pueden sincronizar fotos, videos y canciones con la computadora.

Las consolas de videojuegos, como la Nintendo Wii, la Sony PlayStation 3 o la Microsoft Xbox 360 permiten jugar en línea con otras personas y descargar contenido, lo mismo que las portátiles Nintendo DS y Sony Play-Station Portable (PSP), que además pueden hacer llamadas de voz sobre IP (la PSP tiene un cliente de Skype).
Los que cuenten con una buena discoteca en su PC pueden llevar la música a cualquier equipo de la casa con el Logitech Squeezebox Classic ($ 1400), un dispositivo que accede a los archivos compartidos de la computadora y los reproduce en cualquier equipo de música. Sony tiene un equipo similar, el VGF-WA1 (US$ 160 en Estados Unidos), al igual que Revo, con su Pico Wi-Fi (US$ 200 en Estados Unidos).

SMC vende el modelo WAA-G ($ 760), que agrega radio AM y FM. D-Link ofrece un modelo con funciones similares, pero que agrega un reproductor de DVD para conectar al televisor: el DSM-330, con soporte para video de alta definición almacenado en la PC (US$ 200 en Estados Unidos).
Una opción para compartir los archivos son los discos rígidos que se conectan al router y comparten sus contenidos con la red local. Netgear, por ejemplo, ofrece en el país su ReadyNAS Duo, un gabinete para dos discos rígidos; permite hacer copias de seguridad automáticas e incluye un cliente de BitTorrent. Su precio, con un disco de 500 GB, es de 660 dólares. Apple ofrece su Apple TV ($ 2199), con un disco interno de 40 GB; reproduce contenido almacenado en una computadora corriendo iTunes y videos de YouTube en el televisor; y Time Capsule, un router Wi-Fi que alberga un rígido ($ 1699 con uno de 500 GB). El Seagate Maxtor Central Axis es un disco inalámbrico de 1 terabyte (US$ 350 en Estados Unidos); HP ofrece su MediaSmart Server, capaz de albergar 4 discos internos y varios dispositivos USB; según su configuración, tiene un precio que ronda los US$ 600 en Estados Unidos.

Las cámaras también aprovechan el Wi-Fi. En el caso de las de video, se pueden usar para vigilancia; no necesitan conectarse a una PC, y son accesibles desde su propio sitio Web, con un dominio convencional; ofrecen, además, detección de movimiento, como la Linksys WVC54GCA o la D-Link DCS-950G; ambas tienen un precio local de US$ 230.

Por su parte, la Panasonic Lumix TZ50 (US$ 390 en Estados Unidos) y la Nikon Coolpix S52c (US$ 400), ambas con sensor de 9 megapixeles, son capaces de subir las fotos a un álbum de fotos en línea. La Nikon, además, envía fotos por e-mail desde la cámara. La alternativa para los equipos que no tengan Wi-Fi es Eye Fi, una tarjeta SD de 2 GB con antena Wi-Fi: transfiere las fotos a la PC sin usar cables (US$ 79) o a un álbum en línea (US$ 99,99). Ambos precios son para Estados Unidos.

Habiendo una cámara Wi-Fi no podía faltar el portarretratos inalámbrico, que se conecta a Internet para mostrar las fotos almacenadas en álbumes como Flickr o Picasa, además de mostrar el estado del tiempo o las últimas noticias. Así lo hace el Kodak EasyShare W1020, con una pantalla de 10". El precio en Estados Unidos será de US$ 280 y saldrá a la venta en septiembre próximo.

Hay más: el proyector Epson EMP1715 ($ 7570 más IVA) recibe los videos en forma inalámbrica, mientras que la impresora multifunción Lexmark X4550 ($ 700) permite imprimir y escanear desde cualquier parte de la casa.